Bienvenido a nuestra Web de Desarrollo Personal y Coaching...

Un Primer Paso

 

Los poderes psíquicos son naturales e innatos en las personas, diríamos que son o forman parte de una herencia o legado del destino. Son expresiones de la compleja estructura de la mente humana en todos sus niveles de conciencia.

Las personas vivimos en un mundo desenfrenado que nos hace estar en una fatiga mental y muchas veces física de forma muchas veces continuada.

Es decir no controlamos nuestro entorno y esto a veces puede degenerar en cierta angustia acompañada muchas veces por la enfermedad.

Bien, podemos preguntarnos: ¿hay alguna solución?, pues si, varias, entre ellas que dejase sus actividades estresantes por una temporada.

Eso a veces no nos es posible y aunque lo hiciésemos, volveríamos al mismo punto una vez incorporados de nuevo a esas actividades. ¿Entonces?

Si usted tuviera más capacidad para ver lo que le va venir en su trabajo o negocio, o en su misma casa, seguro que gastaría menos energía y de esa forma viviría menos agobiado, es más podría hasta tener mucho más éxito en lo que emprendiese.

El desarrollo de los poderes psíquicos podría ser una solución, si no se ría. Si usted juzga algo que no conoce y ni siquiera ha probado, puede que esté echando a perder una buena oportunidad, de hecho usted sabrá que una persona con mejor capacidad de concentración rinde más y consigue mayores logros, bien es un poder menor pero no por eso deja de ser psíquico.

Alguna vez se ha preguntado porque algunas personas tienen tanto éxito y otras no, con las mismas opciones u oportunidades. Porque tienen una visión que los demás no tienen, por supuesto no son matemáticas, no es medible, pero está ahí.

Hay personas que utilizan la telepatía y la clarividencia en grados pequeños, es decir que ni si quieran se dan cuenta de que lo están haciendo, y por lo tanto “sienten cosas” que los demás no alcanzamos a sentir, y por supuesto ni a ver ni oír.

Todo se achaca por la gente que no sabe de estos temas, que esa persona es más inteligente.

Entonces diríamos desarrollemos los poderes psíquicos, ¿y porqué? Porque son parte natural y esencial de cualquier ser humano, sin ellos usted está cojo, y hay muchos cojos por el mundo, se lo puedo garantizar, unos con más o menos cojera, pero cojos al fin y al cabo.

Para poder desarrollar esos poderes psíquicos se necesita saber relajarse, meditar y una buena capacidad de visualización creativa. Desarrollando esas capacidades ganará una nueva visión del desarrollo natural.

Estas capacidades por lo tanto no son meras fantasías, sino parte real de todo ser, e influencian tanto al cuerpo, a la mente y al espíritu.

No están limitados por ninguna religión, aunque es de comprender que quien empieza un camino de esta naturaleza desarrolla en él, un amor por la naturaleza y por la vida.

Tampoco son ningún don extraño o alienígena, y se pueden desarrollar como se desarrollan las capacidades atléticas, musicales o artísticas.

Como ya hemos indicado en forma superficial anteriormente, algunas personas nacen con este tipo de facultad o inclinación natural bastante desarrollada, pero la mayoría ni si quiera lo percibe como tal.

Eso no quita que todos tengamos que despertar dichas facultades y desarrollarlas, y por supuesto hay que desterrar todo tipo de mito o superstición que los incultos quieran agregar.

Estas facultades tienen su origen en el nivel instintivo-emocional de la sique, siendo esta, la parte más antigua y esencial de nuestra herencia de la evolución.

El porque no experimentamos todos de la misma forma esos poderes psíquicos se lo podemos preguntar a nuestro estilo de vida reprimido y poco natural.

En algunos casos se manifiestan espontáneamente por algún motivo aislado, como puede ser alguna crisis personal o algún trauma extraordinario.

Ante tanta evolución tecnológica, ¿Qué ha quedado de nuestra capacidad como seres humanos? Muchos científicos declaran que estamos y funcionamos por debajo de nuestro verdadero potencial.

Lo que tenemos que tener claro es que si un humano hace algo, los demás podemos hacerlo.

Entonces,¿porqué no hacemos más por nosotros mismos? Por nuestra limitaciones inherentes como seres humanos. Somos seres individuales y sin embargos padecemos por los pecados de la gente allegada que nos rodea o que hemos tenido o tenemos contacto.

Todo eso condiciona nuestro comportamiento y forma de pensar, pero la buena noticia es que podemos liberarnos de esos límites.

El desarrollo de esos poderes psíquicos debe tomarse como un juego, hay que divertirse con ello.

Y quizás el aspecto más apasionante de todo esto es la nueva relación que se descubre con el mundo que le rodea, el campo de conciencia se expandirá a otras dimensiones, notará vibraciones sutiles que antes le pasaban desapercibidas.

En definitiva todo aquel que se lance en este camino no debe verse como algo raro o extraño, todo lo contrario, deberá verse como un auténtico ser humano.

 

 

 -----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------